HABITACIÓN INFANTIL NIÑO

Clásica y Neutral

En este caso, los clientes querían una habitación infantil con colores neutros, por lo que hemos apostado por el blanco y el beis apoyados sutilmente por algunos toques de verde manzana en piezas ligeras como la alfombra del sillón de lactancia y el juego de sabanas.

Se ha empapelado la pared hasta la mitad en color beis, dejando el resto en pintura blanca, para así poder pintarla de otro color con el paso del tiempo adaptándose a la edad del niño.

Estudio Asesora de Imagen Chus Alcaraz
Moonbeach