HABITACIÓN BEBÉ

Romanticismo a pequeña escala

Partíamos de una habitación neutra: con paredes y suelo en color gris y puerta lacada en blanco.

Queríamos mantener esta paleta cromática como base y crear un espacio con pinceladas de romanticismo.

En la pared lateral diseñamos un mural de círculos irregulares en un tono gris más oscuro que el que hay de base combinado con rosa, de esta forma hemos creado un punto focal de contraste con el resto de paredes de la habitación.

El mobiliario era importante que mantuviera los colores neutros de la habitación por lo que nos decidimos por una estantería y una mesa auxiliar lacada en blanco, una cómoda de estilo romántico en acabado blanco decapé, una butaca en color gris y el perchero se realizó con una rama lacada en color blanco y sujeta al techo con cintas de raso también en blanco.

Una vez creada la base de cromatismo y mobiliario empezamos a diseñar los detalles que aportan personalidad al espacio:

1. Los cuadros de las muñecas situados en la pared del mural.

2. La alfombra y el cesto hechos a medida.

3. La customización de las cajas de cartón, así conseguimos que unas simples cajas de cartón fueran unas piezas únicas y con personalidad.

4. Los “diversanimales” con los que nos divertimos mucho pintando…

Y por último, incorporamos algunas ecografías en las que se ve la evolución desde el inicio del embarazo hasta verla completamente formada.

Escaparate Floristería Signia
Cocina Funcional